Yoga en el embarazo

Yoga en el embarazo, Yoga para Niños

Cuándo empezar a practicar yoga durante el embarazo

El embarazo es un momento especial en la vida de cualquier mujer y puede ser una de las experiencias más alegres. Si no hay complicaciones, nada debería impedirte seguir haciendo lo que te gusta, con sólo algunos ajustes aquí y allá para adaptarte a las necesidades del bebé que crece dentro de ti. Hacer ejercicio no es una excepción, y cuando se trata de mantenerse físicamente activa durante el embarazo, es imperativo tener un cuidado extra. El yoga es una forma de ejercicio que las mujeres embarazadas pueden considerar, y la forma más segura de practicar yoga durante el embarazo es buscar una clase de yoga prenatal con un instructor certificado. Se trata de clases especiales diseñadas para mujeres embarazadas.

Durante el embarazo, un instructor de yoga cualificado puede guiarte mucho mejor que cualquier DVD o vídeo de Youtube. Lo que es aún mejor es que un instructor especializado podrá adaptar la rutina y las posturas de yoga a las necesidades individuales de tu cuerpo. Esto te ayudará a trazar un plan de yoga que esté en sintonía con tu estado físico y tu etapa de embarazo. Otra gran ventaja es que conocerás a otras futuras mamás.

  En defensa del altruismo

Beneficios del yoga prenatal

La mayoría de las clases de yoga comienzan con una sesión de calentamiento para estirar la espalda, los brazos y las piernas. Después, las posturas le ayudarán a aumentar su fuerza y resistencia. Las clases suelen terminar con una sesión de relajación o meditación guiada que te ayudará a relajarte y sentirte renovada. La mayoría de las clases de yoga duran unos 90 minutos. ¿Cuáles son los beneficios del yoga? Si lo practicas con regularidad, el yoga es una excelente manera de mejorar tu bienestar físico, mental y emocional. Las posturas pueden ayudarte a:Nunca he hecho yoga. ¿Puedo empezar durante el embarazo? El embarazo es un momento ideal para empezar a practicar yoga. Las posturas para principiantes son más sencillas de lo que la mayoría de la gente imagina, y además conocerás a otras futuras mamás en tus clases.

Empezarás de forma suave y lenta. Tu instructor modificará las posturas para que se adapten a tu estado de embarazo. Escucha a tu instructor y presta atención a lo que te dice tu cuerpo. Las posturas de yoga suelen estar diseñadas para estirar, no para forzar. Pero si sientes algún dolor o molestia, deja de hacer lo que estás haciendo.

  Como arreglar una taza rajada

Yoga prenatal en casa

El yoga prenatal es una forma estupenda de mantenerse activa durante el embarazo. Es suave y de bajo impacto, y ofrece beneficios físicos y mentales. Sigue leyendo para saber más sobre esta forma de ejercicio durante el embarazo, incluyendo qué posturas son seguras durante el embarazo y cómo empezar a practicar yoga prenatal.

Karisa Ding es una escritora y editora de salud independiente con experiencia en contenidos sobre preconcepción, embarazo y crianza. Madre de dos hijos, Ding disfruta apoyando a los nuevos y futuros padres proporcionándoles la información que necesitan para el viaje que les cambiará la vida. Ding vive en San Francisco con su familia.

Yoga en el segundo trimestre del embarazo

El yoga prenatal ha sido aclamado como un ejercicio seguro durante el embarazo que aporta increíbles beneficios para la salud de las futuras mamás. Las investigaciones revelan que esta práctica meditativa reduce el estrés y los síntomas de la depresión prenatal, además de disminuir el dolor pélvico durante las distintas fases del parto. Incluso puede hacer desaparecer los antojos de comida y ayudar a reducir los síntomas del síndrome de las piernas inquietas.

En un vídeo concreto, con más de 600.000 visitas, Adrienne y una amiga muestran cinco posturas de yoga adecuadas y seguras para los tres trimestres del embarazo. Las posturas incluyen una posición adaptada sobre la mesa, así como la postura del niño, que es suave para el cuerpo de la embarazada.

  Clases aragon

Las futuras mamás pueden seguir aprovechando sus clases online desde la comodidad y la seguridad de su propia casa. En la actualidad, las clases abiertas para embarazadas se imparten diariamente en diferentes horarios (por lo que podrás encontrar unas cuantas clases a la semana que se adapten a tu horario).

Una vez que el horario sea el adecuado, necesitarás un par de leggings de yoga para embarazadas y una cuenta en Triyoga para conectarte. Allí podrás reservar y pagar cada clase, ya sea a medida que avanzas o mediante pases de clase. Una clase individual cuesta 9 libras, con un pase de cinco clases disponible por 40 libras o un pase de 10 clases que cuesta 70 libras.