Como relajar el psoas

Como relajar el psoas, Yoga para Niños

Estiramientos del psoas para imprimir

Hace algunos años me di cuenta de la importancia del músculo psoas mientras practicaba la forma taiji. Podía sentir un estiramiento desde el interior de la pierna hasta la mitad de la columna vertebral e incluso hasta el cuello. También tuvo un efecto en mi estómago.

El músculo psoas es el más profundo del cuerpo humano y conecta la columna vertebral con las piernas. Forma parte de un grupo de músculos llamados flexores de la cadera. Su función principal es levantar la parte superior de la pierna hacia el cuerpo cuando éste está fijo o tirar del cuerpo hacia la pierna cuando ésta está fija.

Según Koch, el psoas afecta a nuestro equilibrio estructural, integridad muscular, flexibilidad, fuerza, amplitud de movimiento, movilidad articular y funcionamiento de los órganos. Y es mucho más que un músculo estabilizador del núcleo; es un órgano de percepción compuesto de tejido biointeligente. “Encarna nuestro impulso más profundo de supervivencia y, más profundamente, nuestro deseo elemental de prosperar”.

Además, es el responsable de mantenernos erguidos y nos permite levantar las piernas para caminar. Un psoas que funciona bien estabiliza la columna vertebral. Además, proporciona apoyo a través del tronco, formando un estante para los órganos vitales del núcleo abdominal.

  108 posturas de yoga pdf

Tensión del psoas en un lado

Los músculos ilíacos y el psoas forman parte de un grupo de músculos llamados flexores de la cadera.    Estos músculos pueden acortarse por la cantidad de horas que pasamos sentados al día, y sobrecargarse cuando intentamos sentarnos sin que nuestra columna esté apoyada.    Los flexores de la cadera cortos y tensos son una causa común de dolor de espalda y disfunción de la cadera.    Si alguna vez te han liberado el psoas o el iliaco a través del abdomen, podrás atestiguar la incomodidad de esta técnica, aunque te haya resultado eficaz en el pasado.    No temas, hay formas más sencillas de domar estos músculos.    Prueba esta secuencia en casa, a diario, durante una semana, y comprueba si notas un cambio en la rigidez o el dolor en la parte delantera de las caderas o en la parte baja de la espalda.

Empieza por relajar los flexores de la cadera con la postura del puente con apoyo.    Túmbate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies separados a la anchura de las caderas.    Presione hacia abajo con los pies para levantar las caderas y coloque un bloque, un cojín o una pila de mantas de 4 a 6 pulgadas de grosor debajo de las caderas.    Deje que sus caderas se relajen.    Colocar un saco de arena sobre los pliegues de la cadera ayuda a liberar los flexores de la cadera.    Mantenga la postura durante 2-5 minutos.

  Ashtanga yoga

Prueba del psoas tenso

De hecho, según Liz Koch, autora de El libro del psoas, “el psoas está tan íntimamente implicado en reacciones físicas y emocionales tan básicas, que un psoas crónicamente tenso señala continuamente al cuerpo que está en peligro, agotando finalmente las glándulas suprarrenales y agotando el sistema inmunitario.”

La doctora Christiane Northrup es una pionera visionaria y una autoridad líder en el campo de la salud y el bienestar de la mujer. Reconociendo la unidad del cuerpo, la mente y el espíritu, capacita a las mujeres para que confíen en su sabiduría interior, en su conexión con la Fuente y en su capacidad para florecer de verdad.

Fortalecimiento del psoas

Comienza arrodillado con ambas rodillas en el suelo, luego lleva tu pie derecho hacia adelante de manera que tu rodilla derecha esté directamente sobre tu tobillo derecho. Al mismo tiempo, extienda la pierna izquierda por detrás de usted, de modo que la rodilla izquierda esté detrás de la cadera izquierda y la parte superior del pie esté en el suelo. Apoye las manos en el muslo derecho. Para conseguir un estiramiento más profundo, clave la parte superior de su pie trasero en el suelo. Mantenga la posición durante uno o dos minutos y repita el movimiento en el lado opuesto. Eso es una repetición.2. Estiramiento de rodillas

Comience a arrodillarse con ambas rodillas en el suelo, luego lleve su pie derecho hacia adelante de manera que su rodilla derecha esté directamente sobre su tobillo derecho. Manteniendo los hombros alineados con las caderas, presiona el talón derecho y la parte superior del pie izquierdo contra el suelo. Mantenga la posición durante uno o dos minutos, contrayendo y relajando los flexores de la cadera para conseguir un estiramiento más profundo. Luego, repite en el lado opuesto. Esto es una repetición.

  Lucia escrito en arabe

Túmbate boca arriba con las piernas estiradas hacia delante y los brazos a los lados. Dobla las rodillas para apoyar las plantas de los pies en el suelo. Las rodillas deben estar directamente por encima de los tobillos. Levanta las caderas hacia el techo mientras mantienes tu núcleo comprometido. El cuerpo debe formar una línea recta desde las rodillas hasta los hombros. Aprieta los glúteos y mantenlos durante uno o dos minutos. Eso es una repetición. 4. Caderas elevadas