Dir precios

Dir precios, Yoga para Niños

calculadora de tasas dir

Es un año nuevo, pero las tasas de remuneración directa e indirecta (DIR), combinadas con la disminución de los reembolsos, siguen haciendo que las farmacias locales cierren sus puertas. Como probablemente sepa, los Gestores de Beneficios Farmacéuticos (PBM) han convertido en una práctica común el cobro de honorarios DIR a las farmacias. Estas tasas impuestas a su negocio no sólo pueden ser excesivas y molestas, sino también frustrantes y confusas.

Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) originalmente pretendían que las tarifas DIR sirvieran como una conciliación entre la reclamación y el precio negociado del medicamento o como un “pago por jugar” a los PBM por participar en una red preferida. Sin embargo, en los últimos años, una iteración de los honorarios DIR se ha convertido en una tendencia en la que el PBM puede recuperar el dinero de la farmacia por no alcanzar ciertos estándares basados en el rendimiento impuestos arbitrariamente. Considerada como un “cajón de sastre”, esta versión de la tasa DIR ha suscitado el desprecio generalizado de las farmacias por crear a menudo un escenario en el que la empresa recibe un reembolso insuficiente para cubrir los costes, un modelo difícilmente sostenible.

  Poses de yoga para 3

remuneración directa e indirecta

DIRS es un sistema voluntario, basado en la web, a través del cual la Comisión recoge información sobre el estado operativo y el restablecimiento de los proveedores de comunicaciones durante las grandes catástrofes y los posteriores esfuerzos de recuperación.    DIRS proporciona a los proveedores de comunicaciones un proceso único, coordinado y coherente para comunicar la información sobre el estado de sus infraestructuras de comunicaciones durante las catástrofes.    DIRS recoge información sobre el estado de las infraestructuras de los proveedores de servicios de telefonía fija, inalámbrica, de difusión, de cable, de VoIP interconectada y de banda ancha.    Los informes de DIRS son obligatorios para todos los beneficiarios de la fase 2 del Fondo Uniendo a Puerto Rico y del Fondo Connect USVI.

contabilidad de los honorarios dir

Las tasas de remuneración directa e indirecta (DIR) son uno de los temas más controvertidos en la industria farmacéutica. Los defensores de las tasas DIR afirman que ayudan a promover la calidad y el valor entre las operaciones de las farmacias, al tiempo que contribuyen a mantener las primas bajas para los beneficiarios de Medicare. Por otro lado, los detractores argumentan que estas tasas pueden ser confusas y engañosas y, en última instancia, distorsionan los precios de los medicamentos recetados para todas las partes implicadas.

  Ashtanga yoga poses

Varias farmacias han experimentado dificultades como resultado de las tasas del DIR, en particular debido a la naturaleza retroactiva con la que se calculan y cobran las tasas. Las farmacias independientes han sufrido grandes golpes financieros, argumentando que no pudieron prever el alcance de las tasas.

Básicamente, estas tasas permiten a los gestores de farmacia “recuperar” millones de dólares en función de los contratos con las farmacias asociadas. En algunos casos, estas tarifas se aplican como una tasa fija sobre las recetas surtidas, que puede oscilar entre 2 y 7 dólares por reclamación, pero se ha informado de que llega a los 12 dólares. En otros casos, se aplica un porcentaje, a menudo del tres al cinco por ciento para los medicamentos de marca.

cómo reducir las tarifas de los dir

En el sistema actual, los gestores de beneficios farmacéuticos (PBM) -los intermediarios contratados por los patrocinadores del plan para administrar los beneficios de los medicamentos recetados- a menudo recuperan los honorarios de las farmacias mucho después de una transacción. Estos honorarios, denominados remuneración directa e indirecta (DIR), son a menudo imprevisibles y aparentemente sin relación con el rendimiento de la farmacia. Las comisiones también perjudican a los pacientes, a los que se les impone una mayor participación en los costes con respecto a su deducible de la Parte D, en lugar del precio ajustado retroactivo y más bajo. El resultado es empujar a los pacientes más rápidamente hacia el llamado “agujero de la rosca” de la Parte D, momento en el que el paciente es responsable de una parte considerablemente mayor de los costes de sus medicamentos recetados.

  Studio kundalini yoga